Ir al contenido principal

Ciencia en el retrete - II

Publico la segunda parte de este ensayo humorístico sobre el WC. Podéis encontrar la primera parte publicada en este blog en el enlace adjunto. Se trata de una exhaustiva investigación sobre las posibilidades de estudio de la ciencia en un habitáculo tan pequeño y con funciones tan humildes.
He de confesar que me lo he pasado muy bien investigando sobre el tema y haciendo mis pinitos en este tipo de literatura. No soy quién para juzgar, pero el resultado me gusta. Os recomiendo una lectura sin prejuicios.

Añado al final unas notas a pie de texto explicativas de los diversos aspectos científicos tratados. Muestran y describen las leyes y fenómenos citados con ese número. Proporcionan también accesos a internet donde se estudian esos temas en profundidad.


Ciencia en el retrete (2ª parte)


No siempre se usa el inhodoro para excrecciones intestinales. Las produciones renales tienen otra vía que, en el sexo masculino, permiten un cálculo de trayectorias(28) bastante preciso. La existencia de un apéndice más o menos largo (las ventajas del cañón largo sobre el corto son comunmente aceptadas pero no proceden al objeto de estudio de este tratado) permite un control de la trayectoria parabólica del fluído muy eficaz. Todo esto con la condición sine qua non de prestar atención visual al objetivo. Pero puede ocurrir que, el usuario no esté en lo que tiene que estar y desvíe el tiro,  regando fuera del tiesto. La psicología nos ha echado  una mano aplicando una de sus leyes para enfocar la mirada al objetivo.(29) El uso de realistas pegatinas de arañas pegadas a las paredes del urinario hace fijar la vista en el bicho y mantener el trayectoria sobre el objetivo.

Por lo general el varón, y un buen número de mujeres, no ponen reparos al sonido del chorro de su orina sobre el  agua acumulada en el fondo. Ese pequeño estrépito, sin embargo, es muy aversivo para ciertas personas que usan todo tipo de trucos inimaginables para silenciarlo. Desde aguantarse hasta que no haya nadie cerca, a tirar de la cadena repetidamente para disimular sus propios gorgoritos, o bien realizar complicadas trayectorias hacia las paredes de la taza en refilón para evitar el sonido de las salpicaduras. Esta aversión hacia los mignitorios y retretes es muy común (se calcula que sólo un 3% de las mujeres norteamericanas se sienta en el retrete por la repugnancia que les produce el estado real o imaginario del receptáculo). Estamos  hablando de la paruresis(30) una fobia muy frecuente que puede estar en el origen de la sorprendente costumbre de quienes recurren al “pee buddy”  (un/a compañero/a de meada" contrafóbico) ¿le recuerda a usted la curiosa costumbre femenina de acudir al baño en pareja?

Las leyes de la dinámica en los gases tienen demostradas manifestaciones  en este peculiar laboratorio. La evidente expansión de un gas en una atmósfera libre (que en el nuestro ámbito de estudio llamaremos pedo, aires, ventosidad, flatulencia o cuesco) produce peculiares sonoridades al atravesar apretados esfínteres y temblorosas nalgas. (31) Este instrumento sonoro personalísimo (al que no dudo en clasificar entre los  aerófonos (40)) puede interpretar variadas calidades de tono, timbre e intensidad  hasta el punto de convertirse en espectáculo de feria por algunos individuos (Vease como ejemplo a Andrés Pajares, ganador del Goya ese año, en ¡Ay, Carmela! de C. Saura).  Este fenómeno que a edades tempranas provoca hilaridad y buen humor, con el tiempo depara en vergonzantes situaciones. Los individuos son capaces de elaborados controles de tensión en las membranas para regular el flujo de salida insonoro (queda el efecto colateral del olor, pero ahí al menos queda el eximente de la duda).
El desagradabilísimo olor de estos gases (entre mantequilla rancia y huevos podridos) depende de los restos en aerosol de la ruptura de las proteínas en nuestro intestino. En concreto ácido butírico, sulfuro de hidrógeno y disulfuro de carbono. El resto de gases son inodoros y algunos de ellos inflamables, por lo que por lo que algunas flatulencias son susceptibles de encenderse con fuego (Curiosa experiencia que no recomiendo y que supone la base física del lanzallamas(39)). La demostración empírica de este fenómeno es muy popular y está sobradamente publicitada en YouTube, como podéis fácilmente comprobar.

Separado por un delgado tabique de madera girtorio llamado puerta, el servicio es una habitación especialmente diseñada para ser cerrada. El picaporte es un dispositivo de apertura y cierre en el que una palanca(32)  de primer género permite desplazar un pestillo existente en el interior y que se embute en el marco que lo encuadra. Recurrentemente es utilizada a modo de habitación del pánico por los niños cuando temen una reprimenda paterna o, en situaciones más dramáticas, cuando la violencia de género se ceba sobre la persona más débil. Incluso es el refugio y escondite para actividades prohibidas o símplemente como huída del profesor en el colegio. Claro que este procedimiento de segura cautividad no se puede prolongar por mucho tiempo. La huída deslizándose desde una ventana en el segundo piso, por ejemplo, puede ser una salida necesaria pero lo normal es no disponer de cuerdas al efecto. Esto se puede solucionar con un poco de ingenio y bastante papel higiénico si tenemos la suerte de disponer de él en cantidad. Podemos fabricar una cuerda (42) sorprendentemente resistente con varias tiras de papel retorcidas longitudinalmente y entrelazadas. Pueden llegar a aguantar el peso de una persona.

Es frecuente que en lugares tan repetidamente visitados, y usados de tan despreocupada manera, la gente no se aplique a rematar correctamente sus apresuradas actuaciones. Así quedan tapas sin bajar, cadenas sin accionar, grifos sin cerrar completamente... No es extraño que mientras nos concentramos en las tareas de evacuación seamos acompañados por el goteo intermitente del grifo. Cual clepsidra(33) que se se vacía su el rítmico golpeteo de las gotas podría servirnos de excelente reloj.

Aunque también resulta útil como temporizador(34) la lenta combustión de un pitillo apoyado en la taza o portapapeles. Con asombrosa precisión una función matemática lineal(35) relaciona la longitud consumida con el tiempo. Cierto es que depende del tipo de cigarrillo (suponemos ausencia de viento y humedad constante), pero una vez calibrado el instrumento -en prueba previa- y colocado sobre un papel milimetrado podríamos alcanzar precisiones en torno a +/- 5 seg. De la falta de atención a esta mecha lenta quedan pistas evidentes en las numerosas quemaduras que observamos en repisas de plastico, cisternas y portarrollos en los inodoros.

Curiosos experimentos sobre el periodo del péndulo (41) se pueden realizar cuando el dispositivo de desagüe es accionado mediante "cadena". El movimiento pendular puede medirse con cierta  precisión con los latidos del corazón (siempre que no padezcas la taquicardia de apresuramiento) o la frecuencia de las gotas en la clepsidra del lavabo.

Claro que el paso del tiempo es una percepción subjetiva (36) que, como muy bien explicó Bergson, no transcurre igual a un lado u otro de la puerta del retrete. Así que, por mucha precisión que tenga el cigarrillo milimetrado, nuestros 5 minutos serán percibidos como una insoportable media hora por el individuo que espera apurado su turno.

Los accidentes en este pequeño cubículo son más comunes de lo cabe suponer. Un incidente, relativamente frecuente, es el atasco del sifón. Ante la deseperación de no poder usar el wc para hacer lo que tanto se necesita la inventiva popular es capaz de improvisar un eficaz pistón (37) “coge una fregona, enróllale una bolsa de plástico, métela por el retrete y muévela hacia arriba y hacia abajo unas cuantas veces.” No son necesarios seis años estudiando ingeniería para esta solución tipo Blasa.

Una emergencia como el incendio del edificio hace que muchas personas se refugien en los lavavos , al fin y al cabo disponen de agua. Sin embargo puedes terminar axfisiado por el humo. Hay que recordar que muchos WC no disponen de ventana al exterior solucionando la ventilación con un simple extractor. Ante el  peligro cierto de muerte también el ingenio humano ha ideado desagradables pero efectivas fórmulas de supervivencia. La patente US4320756 (38) en EEUU da cuenta de un dispositivo salvador. El autor propone usar un tubo respirador que atraviese el sifón del retrete hasta llegar al conducto del desagüe (que normalmente se extiende hasta el tejado del edificio) y así permitir el acceso a aire no viciado (?) a cualquier humano atrapado por el incendio. Idealmente, el agua del sifón actuaría como filtro evitando que el humo alcanzase el conducto del desagüe, garantizando el suministro de aire “fresco” (es un decir).

Aparte de estas manifestaciones científicas que surgen en el humilde retrete, otras disciplinas como el arte tienen su manifestación en las paredes a modo de grafitis y dibujos rupestres, o la literatura con la vulgaridad de su castellano macarrónico en  poemillas, mensajes o comentarios casi siempre soeces.  También entra en el campo de la cultura popular siendo tema de dichos y refranes.  Otras  áeras como la pornografía, el hétero o autoerotismo, también tienen su actividad en esta sencilla habitación.

En fin. He de terminar apresuradamente este exhaustivo ensayo sobre esta íntima estancia. Me ha entrado un apretón.



NOTAS COMPLEMENTARIAS





(28) MATEMÁTICAS Cálculo de trayectorias. Cinemática: la trayectoria es el lugar geométrico de las posiciones sucesivas por las que pasa un cuerpo en su movimiento. La trayectoria depende del sistema de referencia en el que se describa el movimiento; es decir el punto de vista del observador.






(29) PSICOLOGÍA Centrar la atención: Enfocar la mirada al objetivo. El objeto de esa araña, una pegatina, en un principio se diseñó para animar a “tirar de la cadena”, pero ha demostrado que es más efectivo para evitar que meemos fuera del sanitario, y está ahí basándose en el hecho de que si tenemos algo en lo que concentrar nuestro “chorro” urinario, no mearemos fuera del mismo. Lo mejor de todo es que es muy efectivo. Resulta que las empresas que se dedican a los suministros sanitarios han comprobado que los Inodoro con estas pegatinas están hasta un 40% más limpios que los que no las tienen. 


(29) PSICOLOGÍA Paruresis, una fobia. Se define como paruresis al trastorno de la micción que puede presentar diferentes grados de gravedad, desde una espera más o menos larga hasta el inicio de la micción, pasando por el vaciado incompleto de la vejiga, hasta la imposibilidad absoluta de orinar. Suele afectar a algunas personas, principalmente en servicios públicos, cuando se hallan fuera del ámbito de su vivienda y se desarrolla generalmente durante la pubertad. Se denomina flatulencia, ventosidad, pedo o peo (en los países del Caribe), a la mezcla de gases que se expulsa por el ano con un sonido y olor característicos. Esta mezcla proviene de gases ingeridos y otros gases producidos, a partir de los alimentos, por bacterias y levaduras simbióticas que viven en el tracto gastrointestinal de los mamíferos, y por partículas aerosolizadas de sus excrementos. 

(30) FÍSICA: Expansión de los gases. Se denomina flatulencia, ventosidad, pedo o peo (en los países del Caribe), a la mezcla de gases que se expulsa por el ano con un sonido y olor característicos. Esta mezcla proviene de gases ingeridos y otros gases producidos, a partir de los alimentos, por bacterias y levaduras simbióticas que viven en el tracto gastrointestinal de los mamíferos, y por partículas aerosolizadas de sus excrementos. 

(31) FÍSICA DEL SONIDO: Aerófonos: Física del los instrumentos de viento o aerófonos son una familia de instrumentos musicales que producen el sonido por la vibración de la columna de aire en su interior, sin necesidad de cuerdas o membranas. Una onda sonora es una onda longitudinal que transmite lo que se asocia con sonido. Si se propaga en un medio elástico y continuo genera una variación local de presión o densidad, que se transmite en forma de onda esférica periódica o cuasiperiódica. Mecánicamente las ondas sonoras son un tipo de onda elástica. Un instrumento de viento puede consistir en uno o varios tubos. Dentro del tubo se forma una columna de aire,que el músico hace vibrar soplando a través de una boquilla o una lengüeta colocada en la extremidad de dicho tubo. En el caso del acordeón y el armonio, la respiración del ejecutante es reemplazada por un fuelle de distintos tipos.

 (32) FÍSICA/QUÍMICA APLICADA: El lanzallamas. Algunos lanzallamas lanzan un chorro de líquido inflamable; otros generan una corriente de gas. Son utilizados militarmente, pero también para fuegos controlados, como en agricultura. La mayoría de los lanzallamas militares usan líquidos, mientras que los comerciales tienden a emplear gas natural o propano a altas presiones, lo que se considera más seguro.

(33) FÍSICA: Ley de la palanca. La palanca es una máquina simple que tiene como función transmitir una fuerza y un desplazamiento. Está compuesta por una barra rígida que puede girar libremente alrededor de un punto de apoyo llamado fulcro. 



(34) FÍSICA APLICADA: Cuerdas: cuerda enrollada. La cuerda enrollada o también denominada cuerda retorcida es desde el punto de vista histórico la forma más común de cuerda, al menos en la cultura de occidente. La mayoría de las cuerdas retorcidas consisten en tres fibras que se enrollan para aumentar la fortaleza y resistencia de la cuerda, existen versiones con mayor cantidad de fibras enrolladas. 







 (35) FÍSICA: Medida del tiempo: la clepsidra. Los relojes de agua o clepsidras provienen del antiguo Egipto. Estos se usaban durante la noche, cuando los relojes de sol no podían utilizarse. Las primeras clepsidras consistían en una vasija de cerámica que contenía agua y contaba con un agujero en la base de un tamaño que permitía la salida del líquido a una velocidad concreta, esta, marcaba un tiempo prefijado. 





(36) FÍSICA Temporizador. Un temporizador o minutero es un dispositivo, con frecuencia programable, que permite medir el tiempo. La primera generación fueron los relojes de arena, que fueron sustituidos por relojes convencionales y más tarde por un dispositivo íntegramente electrónico. Cuando trascurre el tiempo configurado se hace saltar una alarma o alguna otra función a modo de advertencia. 

(37) MATEMÁTICAS: Función lineal afín. Una función lineal afín es aquella cuya expresión matemática viene dada por: donde e son variables, una constante que se denomina pendiente y otra constante denominada ordenada en el origen. Su gráfica es una recta que corta al eje de ordenadas en .



(38) FÍSICA Periodo del péndulo. El astrónomo y físico italiano Galileo Galilei, observó que el periodo de oscilación es independiente de la amplitud, al menos para pequeñas oscilaciones. En cambio, éste depende de la longitud del hilo. El período de la oscilación de un péndulo simple restringido a oscilaciones de pequeña amplitud puede aproximarse por: 




(39) PSICOLOGÍA El tiempo subjetivo de Bergson es el fundamento de toda la realidad. El fluir, que es la esencia del tiempo, embarga al hombre y a todas las cosas. El fluir, que es vida, cambio, tiempo, aunque nos es íntimamente conocido, resulta, sin embargo, indefinible, porque sólo se puede conceptualizar lo material y el tiempo no es una realidad material. Para captar la duración real hemos de utilizar la intuición en lugar del pensamiento. El tiempo de la física es un tiempo falsificado, porque, al medir y mecanizar, falsea la realidad, aunque permite su utilización. El tiempo verdadero es duración de algo que cambia, y ese algo es la conciencia, la vida interior del sujeto psíquico, para quien el tiempo reviste un carácter radical, porque el hombre posee un ser de naturaleza temporal. Es el sujeto psíquico el que introduce la noción de tiempo en el universo material, donde sólo hay sucesión o coexistencia de fenómenos atemporales. 


(40) FÍSICA: Dinámica de fluidos: émbolo o pistón.  Se denomina  pistón a uno de los elementos básicos del motor de combustión interna. Se trata de un émbolo que se ajusta al interior de las paredes del cilindro mediante aros flexibles llamados segmentos o anillos. Efectúa un movimiento alternativo, obligando al fluido que ocupa el cilindro a modificar su presión y volumen o transformando en movimiento el cambio de presión y volumen del fluido. Para desatascar un water no es necesario enfangarse con latiguillos flexibles ni similares y que además es un truco que usan los fontaneros muy asiduamente, basta con coger una fregona con abundantes celdas a ser posible y le ponemos una bolsa enfundando todas las celdas, la metemos en el water hasta el fondo y haciendo movimientos verticales logramos hacer el vacío necesario para expulsar los excrementos hacia el desagüe. 

(41) FÍSICA APLICADA. La patente US4320756 La idea del inventor era salvar la vida a las personas que quedan encerradas en un hotel durante un incendio (en salas que carezcan de ventanas) y que por tanto corren riesgo de morir por asfixia. El concepto es sencillo, buena parte de las muertes en los incendios tienen que ver con la inhalación de humo tóxico. Para evitarlo, el autor propone usar un tubo respirador que atraviese el sifón del retrete hasta llegar al conducto del desagüe (que normalmente se extiende hasta el tejado del edificio) y así permitir el acceso a aire no viciado a cualquier humano atrapado por el incendio. Idealmente, el agua del sifón actuaría como filtro evitando que el humo alcanzase el conducto del desagüe, garantizando el suministro de aire “fresco” (es un decir).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Destejiendo el Arco Iris

No sé qué razones impelen a los hombres a despreciar al mago que revela sus trucos, al hechicero que confiesa el secreto de sus pócimas... Un día cayó en mis manos un libro precioso que me atrapó. Lo escribió el magnífico divulgador científico Richard Dawkins para rebatir la amarga opinión del poeta irandés Wiliam Butter Keats que afirmaba que la Ciencia destruye la belleza del misterio.

En el preámbulo aparece este frío y desolado mensaje: "Somos hijos del caos y la estructura profunda del caos es la degradación. En el fondo sólo existe corrupción y la imparable marea del caos. No hay finalidad, hay tan sólo dirección. Esta es la cruda realidad: que tenemos que aceptar si escudriñamos con profundidad y de forma desapasionada el corazón del universo"
Sin embargo Dawkins añade:"El asombro reverencial que la ciencia puede proporcionarnos es una de las más grandes experiencias de la que es capaz la psique humana. Es una profunda pasión estética comparable a la música y l…

Tecnología bélica infantil

No pertenezco a la NRA (Asociación Americana del Rifle), ni comulgo con su ideología, pero comparto con mucha gente el sentido lúdico y la fascinación por esos artilugios que, durante toda su evolución, el hombre ha construido para cazar o defenderse.
La historia (y prehistoria) de la humanidad está firmemente ligada al desarrollo armamentístico.
Probablemente todo empezó con el uso de un hueso o bastón para golpear (el la Biblia lo hizo Caín, y en la película  "2001 una Odisea Espacial" nos lo describe en una bella secuencia visual Stanley Kubrick al inicio del film). Junto a ello el uso de proyectiles aprovisionados entre los objetos de su entorno completarían la primera fase tecnológica de la industria bélica. Llegaría después la más tosca de las técnicas para esculpir en la dureza del sílex un hacha o la punta de una flecha, su posterior refinamiento, la invención de propulsores como el arco, la lanza con sus los lanzadores y la honda; hasta las más elaboradas máquinas…

Una barquita de corcho, un molino eléctrico y el coche de la Barbi.

Muchas veces sorprendo a mi cuñada en medio de una conversación contando a sus interlocutores lo orgullosa que se mostraba mi sobrina (o más bien ella misma) al pasear el primer día tras los Reyes con un flamante coche de la Barbi ¡motorizado! Muchas niñas tenías un coche similar, pero a ninguna se lo habían tuneado con un motor eléctrico acoplado a sus ejes lo que lo hacía único. Mi cuñada lo recuerda a menudo y no duda en ponerme en un pedestal como "el manitas" de la familia. En esos momentos yo, que ni me acordaba, pienso en lo que le puede impresionar a alguien ese pequeño gesto tecnológico de mínima importancia.  Igualmente mi sobrina guarda aún, sobre la repisa de un armario en su recién estrenada casa, un molino de contrachapado también con las aspas motorizadas que realicé junto a ella para un trabajo de tecnología allá cuando cursaba 5º de EP. Que aún lo conserve refleja una pequeña veneración por esta faceta de ingeniero amateur que tiene su tío. Otro de los recu…